Los Trenes Del Ejército

belgrano cargas

Hace más de un año, en julio de 2013, se informaba que el Ejército Argentino se pondría al hombro la tarea de fabricar vagones de ferrocarril. Hasta ese momento, se le había asignado la tarea de recuperar y poner a punto las vías férreas, y de producir materiales necesarios para este medio de transporte. En ese momento, se detallaba que Fabricaciones Militares era capaz de construir entre 30 y 50 vagones por mes, y que se ocuparía de proveer al Belgrano Cargas. Esta tarea se relaciona estrechamente con la histórica construcción de vías que el organismo estatal argentino llevó adelante medio siglo atrás.

 

El Belgrano Cargas

Belgrano Cargas y Logística es una empresa pública que conforma Trenes Argentinos, junto con otras empresas del Estado. Comenzó por hacerse responsable de la red de carga del Ferrocarril General Belgrano, pero luego amplió su labor a las redes cargueras del General Urquiza y del General San Martín.

Esta decisión política focaliza la recuperación del sistema ferroviario de cargas potenciando asimismo la producción nacional y aplicando los avances tecnológicos en la materia. De esta manera, la misma producción argentina estaría retroalimentándose al proveer de un sistema de transporte de carga esencial para el movimiento de grandes cantidades de productos.

 

Los nuevos vagones

Fabricaciones Militares ideó tres vagones que se adaptan a las demandas del país:

 

  • Vagón Tolva Granero: para transportar todo tipo de granos a bajo costo logístico favoreciendo al sector agrícola argentino para que pueda competir con mejores precios. Posee escotillas de carga superior, techo con pendiente para prevenir la condensación de humedad, divisiones internas para distintos granos y bocas de descarga inferior. Este vagón puede cargar hasta 45 toneladas (equivalente a la carga de un camión y medio)
  • tolva granero
  • Vagón Espina Portacontenedor: para trasladar contenedores, dotado de mecanismos de interconexión con otras vías férreas y otros medios de transporte. Puede cargar tres contenedores de 20’, o uno de 40’ y otro de 20’
  • Vagón Plataforma Portacontenedor: amplía el tipo de carga porque, además de contenedores, su plataforma permite transportar materiales industriales de gran tamaño como rieles para ferrocarril, bobinas de acero y durmientes.

Además de haber sido diseñados por ingenieros argentinos, la construcción de estos vagones comprometerá la participación de 150 pymes que proveerán de insumos a Fabricaciones Militares, así como la contratación de 80 trabajadores.

 

Desarrollo regional

La reactivación del ferrocarril de cargas es imprescindible a la hora de fomentar el desarrollo regional. El Ferrocarril Belgrano Cargas recorre la ciudad y la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Jujuy, Salta, Chaco, Formosa y Santiago del Estero.

Red Belgrano Cargas

 

Pese al interés del gobierno de los 90 en privatizarla, la ausencia de empresas interesadas impidió que se concretase. En la actualidad, el aumento de la producción agrícola, minera e industrial demandan una red férrea moderna y eficiente. En este sentido, el Estado se vuelve a ocupar del desarrollo económico y provee de un medio de transporte esencial a las provincias del centro y norte del país.

El Noroeste Argentino padeció no solo el alejamiento de los centros que concentraban la salida del país de los productos (puertos de Rosario y de Buenos Aires), sino que al parar el ferrocarril Belgrano Carga, comenzó la desconexión regional. Originalmente, esta red se había construido sobre la base de redes regionales preexistentes. Cuando sobrevino la decadencia, esta región quedó en manos de los camiones, incrementando los costos de logística de una manera exorbitante. De esta forma, la competitivida decayó.

 

Costos y producción

El sistema ferroviario recuperado disminuye los costos de transporte de los productores, reduce el gasto que tiene que hace el Estado (en comparación con el mantenimiento de las rutas), achica el índica de accidentes y produce menor polución que los camiones.

Tras varias décadas de inactividad, se produjo una brecha entre las generaciones que debe saldarse con capacitación y transferencia de saberes. El vacío que dejaron quienes se habían retirado de la actividad por cuestiones de edad o por falta de trabajo, se tiene que compensar con la convocatoria a los talleres ferroviarios y metalúrgicos de trabajadores egresados de escuelas técnicas, así como de ingenieros que organicen la producción y se ocupen del diseño.